Luego de cuatro años, uno de los grupos de folclore más importante del país regresó a Europa  y, a lo largo de tres países y en 11 ciudades, Rubén Ehizaguirre, Mario, Kike y Álvaro Teruel desplegaron una serie de conciertos emocionantes que dejaron en claro una conexión inoxidable con su gente a lo largo del mundo.

Durante el mes de marzo, el conjunto recorrió Dublín, Londres, Valencia, Barcelona, Madrid, Alicante, Málaga, Sevilla, Tenerife, Mallorca e Ibiza, llevando las zambas, chacareras y baladas que forman parte del cancionero popular argentino. En cada plaza, el público pudo disfrutar el repertorio de innumerables éxitos, entre los que se destacaron: “Entre La Tierra y El Cielo”; “Me Enamoré de una Zamba”; “La Yapa” y “Voy A Comerte el Corazón a Besos”.

 

La magia del reencuentro se pudo sentir en todos los shows, donde la gente acompañó al cuarteto desde el canto y el baile, creando verdaderas peñas salteñas en cada rincón por el que pasaron. Con virtuosismo y corazón, Nocheros creó la fiesta perfecta para disfrutar en comunidad y plantó patria en cada escenario, haciendo honor de su bandera y siendo portavoz de sus raíces.

Con el apoyo de Tribal Producciones, Nocheros pudo volver a cruzar el Atlántico luego de la pandemia, durante la cual la icónica agrupación tuvo que reinventarse y logró crear distintos espacios para encontrarse con su público y seguir más activa que nunca. En esos tiempos nació el ciclo de shows vía streaming que ya tuvo cinco ediciones y que pueden revivirse en Sesiones 2020, una serie de álbumes disponibles en todas las plataformas digitales en el que el público puede disfrutar de las nuevas versiones de los cinco primeros álbumes de la banda.

 

Luego, la banda salió a recorrer el país, llegando a comienzos de este año a presentarse en los festivales de folclore más importantes del país, como el Jesús María y el Cosquín. Tras el éxito en Europa, Los Nocheros se preparan para su esperado show en el imponente Teatro Colón de Buenos Aires, donde prometen un espectáculo a la altura de las circunstancias.

 

Ver comentarios