Si hay una comida de la que estamos orgullosos de presumir los argentinos es de nuestras milanesas. Sin embargo, la realidad es que no son aptas para todos los bolsillos. Pero, si estás antojado y el presupuesto no te da, existen algunas opciones más baratas como la milanesa de mortadela.

La mortadela es un noble embutido elaborado mayormente con carne de cerdo finamente picada, originaria de la ciudad de Bolonia en Italia. No se trata de algo nuevo, sino que su nombre ya aparece en los escritos de 1376 como una forma de preservar la carne sobrante de los cárneos.

 

Más allá de su origen, lo cierto es que en Argentina hay muy buenas mortadelas de distintas marcas que cautivan con su perfume y son un clásico de los sanguchitos. Si nunca pensaste en darle otro uso más allá de entre dos panes, esta receta de milanesas te va a sorprender.

Tips para preparar milanesas de mortadela

  • Sobre todo si las vas a hacer simples [sin rellenar] tenés que asegurarte de que el amigo fiambrero te corte fetas más anchas, que te permitan manipularlas fácilmente para empanizarlas.
  • Si tenés un poco más de presupuesto, podés hacerlas rellenas con una feta de queso en medio de las dos mortadelas [se las puede pegar con un poquito de agua en el borde como si fuese el cierre de una empanada], o también, ponerles una feta de queso arriba cuando ya estén listas y mandarlas cinco minutitos al horno para que se gratinen.
    Otra opción es pasar las fetas por algo más crujiente que pan rallado, como cereales rotos (Youtube).
  • Esta receta es una bomba, también para el hígado, así que asegurate de que el aceite esté bien caliente cuando las pongas a freír, para que no absorban tanto.
  • Una vez que las pruebes podés dejar volar tu imaginación y agregar condimentos que creas que le pueden quedar bien, como provenzal o mostaza a la mezcla de huevo.

Receta de milanesas de mortadela

Ingredientes 

  • 500 gramos de mortadela
  • 2 huevos
  • Pan rallado cantidad necesaria
  • Sal
  • Pimienta

Preparación

  1. Cascar los huevos en un bol y batirlos con la sal, la pimienta y el condimento que considere conveniente.
  2. En otro recipiente disponer el pan rallado.
    Dependiendo del presupuesto podés armar cada milanesa con dos fetas finas de mortadela y una de queso en el medio para que tenga ese sabor extra (Youtube).
  3. Pasar cada feta de mortadela primero por la mezcla de huevo y luego por el pan.
  4. Freírlas en abundante aceite caliente hasta que estén doradas (aproximadamente 3 minutos).
  5. Colocarlas en un papel absorbente (pueden ser servilletas de papel) para que se les salga el exceso de aceite y servir. 

Más sobre este tema

Día del Cervecero: dónde festejarlo con variedades artesanales

Día del Cervecero: dónde festejarlo con variedades artesanales

Asado: revolucioná la parrilla con esta receta de chorizos envueltos

Asado: revolucioná la parrilla con esta receta de chorizos envueltos

Quemagrasas naturales: los alimentos que combaten la grasa abdominal

Quemagrasas naturales: los alimentos que combaten la grasa abdominal

Ver comentarios