La pizza es una de las preparaciones culinarias que heredamos de la gastronomía italiana, junto con las pastas, facturas u otras delicias.Tradicionalmente está hecha a base de harina de trigo, levadura, agua y sal, y se la cubre con una salsa de tomate y queso a elección, como la mozzarella. Su sabor es irresistible y mas aún si se la acompaña con una buena cerveza. En nuestro país abundan cientos de restaurantes especializados en esta comida que cuenta con una gran variedad de sabores. 

 

 

 

Sin dudas, la pizza es un plan perfecto para un fin de semana con amigos y familia. Sin embargo, en vez de llamar al delivery hay quienes prefieren organizarse para hacerlas caseras y darles su toque personal. Los ingredientes y versiones se multiplican: mozzarella, albahaca, palmitos, jamón, morrón, aceitunas, cebolla, salame, anchoas, napolitana, margarita cuatro quesos.

Aunque los fanáticos de la pizza deberán tener en cuenta cómo preparar una masa casera para que les quede deliciosa y ningún sabor sobresalga de más. Es importante seguir las cantidades de la receta, la cual no presenta una gran dificultad y todos podemos hacerlas en casa con pocos ingredientes y pasos. 

 

 

 

Ingredientes

  • 400 gramos de harina de trigo 000
  • 200 ml de agua tibia
  • Dos cucharadas de aceite de oliva
  • 15 gramos de levadura fresca
  • Una pizca de sal
  • Harina extra para el amasado

 

 

 

Preparación

  1. En un bowl poner las dos cucharadas de aceite de oliva, los 200 ml de agua y la levadura. Mezclar todo. 
  2. A esa mezcla, le sumamos la harina que iremos integrando de a poco y la pizca de sal. 
  3. Luego de integrar todos los ingredientes y tener un bollo, procedemos al amasado. 
  4. Retiramos la masa del bowl y la pasamos a la mesada o superficie enharinada y empezamos a amasar durante cuatro o cinco minutos sin parar. 
  5. Para darnos cuenta de que hemos concluido con el amasado, la masa debe estar lisa, pero si aún se pega hay que ponerle harina y seguir amasando hasta llegar a la textura indicada. 
  6. Cuando ya tengamos la masa lista, debemos dejarla reposar durante una hora o dos. Hay que taparla con algo. 
  7. Pasado el tiempo, partiremos el bollo al medio y le daremos forma de pizza. Hay que amasar y estirar. 
  8. La colocamos en una pizzera, sumamos los ingredientes deseados (los clásicos son una salsa a base de tomate y queso mozzarella) y al horno. 
  9. Dejar cocinar hasta que se dore y listo. 

 

 

Ver comentarios