La participación de la actriz porno Sora Aoi en un evento benéfico organizado por la empresa china Baizhentang, que vende medicamentos para mejorar la potencia sexual masculina terminó en un verdadero escándalo.

La mujer ingresó al evento con un vestuario que "ofendía los sentimientos del pueblo", especialmente a los mismo de la organización pionera del país asiático. 

El Cuerpo de Jóvenes Pioneros emitió un comunicado dedicado al organizador de la fiesta, acusándolo de falta de respeto, de degradar la imagen de la mujer y de infrigir la ley.

En mayo de este año entró en vigor una ley que promueve "el patriotismo y los valores fundamentales del socialismo" y que también prohíbe "actividades que difamen a los héroes y mártires o distorsione y minimice sus acciones".

Por su parte, la compañía Baizhentang ha publicado un comunicado en Weibo disculpándose por el uso "inapropiado" de pañuelo rojo por parte la actriz.