Petra evoluciona favorablemente.

Veterinarios lograron salvar a una perra a la que le introdujeron objetos en su vagina en la ciudad española de Málaga. El animal llegó en muy mal estado a un refugio para canes abandonados donde notaron que la criatura tenía sangrados. 

Luego de realizarle estudios y una radiografía, detectaron que la pequeña tenía una lámpara incandescente y tres tornillos dentro de ella.

La perrita no podía caminar ni hacer sus necesidades vitales debido a los objetos metálicos que le metieron por la vagina. Además, esto provocó que se le perforen sus partes y también una grave infección. La pequeña logró evolucionar tras varios días de reposo.