En Tailandia, una gallina lleva más de una semana decapitada y las imágenes se viralizaron por todo el mundo.

Según los reportes, que no ofrecen datos exactos sobre la historia, el animal fue encontrado ya sin su cabeza por un granjero en la provincia tailandesa de Ratchaburi. Aunque no se sabe la razón por la cual el ave perdió esa parte del cuerpo, pudo deberse a una pelea con otro animal.

En un primer momento la veterinaria Supakadee Arun Thong se encargó de alimentar a la criatura, que tiene un muñón ensangrentado donde debía estar su cabeza, con una jeringuilla a través de la garganta.

"Tengo que admitir que esta gallina es una verdadera guerrera con un corazón muy duro", afirmó la veterinaria.