Un total de 62 cirugías plásticas se hizo Rodrigo Alves para convertirse en el "Ken humano", aunque su transformación le generó algunos problemas.

Mientras grababa un capítulo del programa Gran Hemano en Alemania, fue detenido por las autoridades, ya que su aspecto es totalmente distinto al que tenía cuando le tomaron la foto del pasaporte.

"Me detuvieron porque accidentalmente había llevado mi viejo pasaporte vencido y no el nuevo. No fue posible para la policía verificar mi identidad porque luzco muy diferente ahora en comparación con la foto. Una persona debió traer un escaneo de mi nuevo pasaporte para que me dejen en libertad", explicó el brasileño de 35 años.

Su deseo de "mantenerse eternamente joven como Peter Pan" lo llevó a gastar 668.218 dólares en cirugías estéticas.