Personal laboral de un almacén de Amazon en Rugeley (Staffordshire, Reino Unido) tiene que hacer pis en recipientes vacíos por el miedo a perder el trabajo si van al baño, según denunció un investigador de condiciones laborales e informa el diario británico The Sun.

Ese recinto mide alrededor de 65.000 metros cuadrados y varios de sus 1.200 empleados tardan 10 minutos en acercarse a alguno de los dos aseos que se encuentran en la primera de las cuatro plantas del edificio.

Amazon controla a sus empleados en todo momento y compara que el depósito se asemeja a una prisión con escáneres de tipo aeroportuario en donde cachean al personal por si robaron algo.

Por su parte, un portavoz de Amazon comentó que la empresa "se asegura que todos los empleados tengan fácil acceso a los aseos, que se encuentran a poca distancia de sus puestos de trabajo" y describió el ambiente laboral como "seguro y positivo", con "sueldos competitivos y beneficios desde el primer día"