La estación central de autobuses y ferroviaria de Kalmar, en el sudeste de Suecia, fue escenario de un insólito suceso. Una pantalla interactiva difundió imágenes pornográficas donde los habituales horarios y anuncios publicitarios, informó el viernes el operador del transporte público local.

El accidente duró unos 15 minutos antes de la intervención de los técnicos. “Hemos sido informados por un conductor de bus que alguien difundía imágenes pornográficas en una de nuestras pantallas”, indicó a la AFP Karl-Johan Bodell, director del tráfico de Transportes Públicos de la región, KLT.

Desde la empresa comenzaron una investigación para determinar qué ocurrió y prevenir que vuelva a pesar. Las principales hipótesis serían que se trató de una broma, o alguien estaba mirando lo que no tenía que mirar en horario de trabajo.

También sostienen que podría haber sido un grupo de hackers detrás del hecho. Bodell reconoció que “esto es lo primero que me vino a la mente”.