Las historias que pueden conocerse a través de las redes sociales cada día sorprenden más. Todo material se puede hacer viral en minutos dependiendo de su contenido. Generalmente, las mayores visualizaciones de fotos y videos se las llevan las mascotas con comportamientos extraños, niños haciendo algo inusual, anécdotas tragicómicas, los famosos "challenge", o muy al pesar de muchos, el hecho de que alguien agarre a otro con las manos en la masa.

También ocurre que los escrachos a los malos servicios o a ciertas personas suelen hacerse virales. En  Twitter, principal plataforma de descarga donde reina el humor negro, los memes y los GIFS, han circulado muchas fotos de tortas con hongos, comidas en mal estado, cuentas de restaurantes con frases inusuales y más escraches a restaurantes, bares y supermercados, así como también a personas que han tenido un mal comportamiento. Pero este caso fue inesperado ya que el centro de atención no fue un mal servicio sino un insólito cliente. 

Ya ha pasado anteriormente que los mozos han puesto en cuentas de restaurante mensajes a sus clientes. Muchos casos así se han hecho virales, por ejemplo uno que se refirió a una clienta como "la chica que está sola",  u otro como "la chica que pidió dos platos de ravioles". Aquí los protagonistas son los clientes, que ante el disgusto suelen compartir la foto de la cuenta en Twitter para que los internautas opinen a su favor.

Pero este caso reciente terminó siendo al revés: quien puso el mensaje en la cuenta fue el cliente, y quien publicó la foto de la cuenta fue el mozo. Es que el empleado no pudo evitar reírse a carcajadas al leer la "nota del cliente" escrita en la cuenta. 

 

El mozo quedó tan perplejo que terminó compartiendo la foto en Twitter y las humoradas, memes y GIFs no tardaron en aparecer. Sucedió en Morro de Sau Pablo, Brasil. Un camarero de un restaurante publicó una de las cosas más insólitas que le sucedieron en su jornada laboral. En la cuenta figuraba una nota del cliente que decía: "Ravioli bien de salsa, y si teneis algo por la cocina que sobre lo echais tambien, gracias"

A los pocos minutos, internautas de todo el mundo no solo se rieron al respecto sino que compartieron experiencias similares, sobre todo aquellos que son camareros y también vivieron situaciones laborales insólitas. "El otro día estuve en un KFC y llego uno y se puso a contar las unidades de pollo porque la última vez que estuvo, le faltó dos cachos de pollo, sin comentarios", comentó uno. 

Otro disparó con: "A mí me pregunto una chica al hacer el pedido como eran las latas de Fanta naranja, le dije que redondas que estábamos esperando las cuadradas pero que eran muy difíciles de encontrar"

Otro reveló: "A mi me hacen gracias los que te ponen, ponme dos extras de salsa y un extra de bacon en no se que, no señor/a, lo pone y que te lo cobren no en los comentarios". Así millones de historias más que generaron un divertido hilo en Twitter viral. 

 

Ver comentarios