La turista estadounidense, Brittany Bowman, oriunda de Los Angeles, sufrió un momento incomodo cuando visitaba el parque de los monos, donde se preserva su hábitat natural, en Tailandia.

Los simios suelen acercarse a los visitantes con quienes son sumamente amigables. En esta oportunidad, uno de ellos decidió saltar directamente a los pechos de la turista que, afortunadamente, se lo tomó con humor y logró cubrirse a tiempo.

"Nos dejó a todos riendo histéricamente al borde de las lágrimas. Estaba tan asustada de que el mono saltara sobre mí que nunca me percaté de que podría bajarme la remera", dijo Bowman.

Así escalaba el mono hasta los pechos de la turista