Un turista británico de 78 años falleció el pasado martes, durante una función de la película "Annabelle: vuelve a casa" en la ciudad asiática de Pattaya, en Tailandia.

El occiso, identificado como Bernard Wilfred Channing, fue a ver una proyección nocturna de la popular franquicia de terror, pero por motivos que aún se desconocen, perdió la vida.

Una mujer, quien también había acudido a ver el film, se percató de lo sucedido y se comunicó con las autoridades, quienes lo declararon muerto, según informó el diario Bangkok Post. 

El cadáver fue retirado por una puerta lateral para evitar mayor exposición. Las personas que estuvieron en dicha función se sintieron muy afectadas pues algunos habían estado sentadas junto al cuerpo del fallecido.

Las autoridades no cuentan con indicios de que haya involucrados en su muerte, pero no se descarta que el desceso haya sido por la impresión que pudo generarle la cinta.

Ver más productos

La Iglesia recuerda a Santa Margarita de Escocia

La Iglesia recuerda a Santa Margarita de Escocia

Macri planea resolver la transición por decreto

Macri planea resolver la transición por decreto

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

Ver más productos