Rachel Evans, una mujer de 48 años que vive en el sur de Londres, pasó casi dos décadas transformándose para parecerse a una muñeca Barbie. Los procedimientos de belleza que se realizó no fueron para nada baratos: la mujer gastó casi dos millones de pesos.

El primer tratamiento cosmético que Rachel probó fue el Botox.

A pesar de la gran cantidad de cirugías que se realizó, Rachel todavía no está conforme, ya que tiene planeadas otras siete operaciones antes de su cumpleaños número 50. La “muñeca humana” confesó: "Quiero ser la mujer más plástica del mundo para cuando tenga 50 años. 'La vida en plástico, es fantástica', ese es mi lema".

Rachel afirmó que su hijo la ayudó a cambiar su aspecto.

La mujer comenzó a hacerse los cambios hace 35 años porque se sentía tímida por su apariencia. También confesó que el nacimiento de su hijo la ayudó a animarse. "Fui acosada en la escuela por cómo me veía. Estaba pálida, flaca y solía llevar lazos en mi cabello”, reveló Evans y agregó: "Los otros niños decían: 'Pareces una muñeca de porcelana y quiero romperte la cara'. Así es como me rompí la nariz".

Rachel solía ser acosada en la escuela por su piel pálida y su cuerpo delgado. 

Luego de finalizar la escuela, Rachel pasó la mayor parte de sus 20 años luchando para decidir qué hacer respecto a su apariencia y recordó: “Me vestí como un niño para ocultar el hecho de que parecía una muñeca. Solía comprar toda mi ropa en tiendas de caridad".

Rachel, además es supervisora de una boutique de moda. El primer tratamiento que probó fue Botox y estuvo encantada con los resultados, eso la incentivó a hacerse todas las demás cirugías.

Ver más productos

La Iglesia recuerda hoy a Santa Matilde

La Iglesia recuerda hoy a Santa Matilde

Macri planea resolver la transición por decreto

Macri planea resolver la transición por decreto

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

Ver más productos