La policía de Madison, Wisconsin, detuvo a un estilista por realizar un mal corte de cabello y por herir a su cliente en la oreja. 

La víctima declaró que le pidió al peluquero, identificado como Khaled Shabani, que dejara de jugar con su cabello. Sin embargo, siguió con su "obra de arte" y terminó por hacerle un corte en la oreja. 

El denunciante manifestó a las autoridades que el agresor cortó su cabello con una máquina en el centro de su cráneo, hasta dejarlo con un look al estilo de Larry de "Los Tres Chiflados". 

Así le quedó la cabeza al damnificado.

A Shabani se le imputaron los cargos de conducta desordenada mientras se encontraba armado. No obstante, el estilista se justificó y señaló que sus actos se trataron de un accidente.