La imagen de un pez dorado con un "chaleco salvavidas" se hizo viral y causa ternura en las redes sociales. Debido a una afección incurable, le tuvieron que colocar un flotador especial para ayudarlo a nadar de manera correcta en Gran Bretaña.

Un día encontraron al pez en la posición boca abajo en el fondo de la pecera y decidieron pedir ayuda a una veterinaria cercana. Los especialistas descrubieron que tenía comprometida la vejiga natatoria (órgano que hace que flote) y no era posible aplicar un tratamiento a su enfermedad.

 

 

La vejiga natatoria, como su nombre indica, es un órgano que tiene mucha importancia en el nado del pez, al permitirle flotar o sumergirse a voluntad, regulando la función de esta bolsa acumuladora de gases. Cuando ésta presenta problemas, el pez pierde el equilibrio y puede morir. Entre las posibles causas de la inflamación de este órgano se encuentra el ataque de un virus o una bacteria, como es este caso, para el que se puede aplicar un tratamiento dependiendo del estado de la enfermedad.

 

 

En el caso de este pez, el tratamiento no era posible, así que la familia decidió buscar ayuda. Stacey O'Shea, que dirige The Garden Sanctuary desde su casa en Wolverhampton, ofreció su ayuda fabricando un chaleco salvavidas especial para el pez dorado utilizando tubos de plástico diminutos y uniones en T que normalmente se utilizan para los filtros de aire acondicionado, antes de añadir poliestireno para ayudar a darle peso. 

 

 

"Llevaba un tiempo viviendo en el fondo de su pecera boca abajo y su encantadora familia estaba desesperada por conseguirle ayuda, así que acudió a nosotros", explicó la mujer de 41 años a Caters News.

 

Ver comentarios