Ocurrió en la Central Abastos de México. (Imagen ilustrativa)

Un policía quedó atrapado en la puerta giratoria de un baño de la Central Abastos de México al intentar ingresar gratis y a la fuerza. Sus escasas habilidades no le permitieron realizar la maniobra, quedó atrapado y fue escrachado en las redes sociales.

El efectivo no quiso pagar el acceso al baño, cuyo costo era de 6 pesos, y quiso pasar la puerta giratoria a la fuerza. El agente no tuvo éxito y quedó atorado en los torniquetes de la entrada. 

Sus compañeros lo encontraron atrapado y, antes de ayudarlo, le sacaron fotos y lo escracharon en las redes sociales. 

Así terminó el policía.