¡Que historia! Una usuaria de TikTok se volvió viral luego de publicar un vídeo tomado por la cámara de seguridad de su vivienda en donde se puede ver como un grupo de policías llegan a la construcción, le ordenan que desaloje el lugar y minutos después, se dan cuenta de que se equivocaron de dirección. Los tres hombres "murieron" de vergüenza por el maltrato ocasionado, pero pese a las disculpas, la mujer no dudo en contar su insólita y extraña experiencia judicial. 

Cometer errores es característico de los humanos, ya que no somos perfectos. Sin embargo, una de las máximas leyes de la vida es chequear antes de actuar y es que si uno no presta atención a los detalles, se puede ocasionar un gran problema. En época de redes sociales, es cotidiano encontrar anécdotas acerca de desafortunados hechos que en muchos casos queda como un gracioso recuerdo y en otros representa un incómodo momento. Sea cual sea el sentimiento que estos generen, es imposible que no se vuelvan masivos. 

La historia detrás del viral transcurrió en una casa ubicada en Land O'Lakes, Florida, Estados Unidos. Hace unos días, Jennifer Michele, una mujer de 39 años, fue a visitar a su madre que vive cerca de su hogar. Mientras que estaba allí, recibió una llamada de teléfono en el que le avisaron de que alguien estaba llamando a su puerta. Al acercarse a ella, se llevó una gran sorpresa que no entendió hasta tiempo después. 

Tres agentes de la oficina de condado Pasco (ubicado al oeste de Florida) estaban intentando entrar a la residencia. La señora, una tanto asustada, les habló por el portero eléctrico y les pregunto que estaban haciendo. Uno de los hombres le dijo que  pretendían entregarle una orden de desalojo, pero como era la segunda notificación, necesitaban que ella saliera al exterior de la propiedad. 
 
Rápidamente, la mujer se puso nerviosa e intento explicarles que esa casa era de su propiedad y que no alquilaba. Luego de muchos gritos, uno de los policías le pregunto el nombre al que ella respondió con claridad. En ese momento, los de seguridad se miraron perplejos y corrieron a chequear la dirección del sitio. Acto seguido, se dieron cuenta de que habían cometido un terrible error
 
Los tres hombres acabaron reconociendo que se habían apresurado para hacer su trabajo y no habían revisado que la ubicación sea la correcta. Le pidieron disculpas por las molestias y por haber roto un candado que había en la entrada de la propiedad. Más allá de que le pidieron perdón, Michele quedó indignada con el accionar del personal y decidió contar su experiencia en TikTok.  
 En pocas horas, el video se hizo viral y debió salir a dar más detalles de lo ocurrido.  "Todo fue una locura", dijo en uno de ellos y comentó muy decepcionada "Tres personas y no vieron los números de una casa". Asimismo, manifestó que ya no está enojada, pero destacó que en esos momentos se sintió indignada e impotente por no hacerse escuchar a tiempo. 
 
Al pasar los días y debido al gran revuelo que se generó, muchas personas se preguntaron cómo es posible que los policías se equivocaran de casa. Además, muchos sostuvieron que la mujer debe dar gracias por haber podido resolver la situación aunque no estuviera en su domicilio en el momento de la inesperada visita. 
 
La serie de videos que publico circularon por todo el mundo y generaron opiniones encontradas entre los usuarios de la red social asiática. Actualmente, las imágenes de la cámara de seguridad han superado la barrera de los 5,5 millones de visualizaciones y tiene más de 1 millón de "me gusta"

 

Ver comentarios