Alan Abrahamson fue encontrado muerto en un campo de golf de Palm Beach, en el estado de Florida, Estados Unidos, con un impacto de bala en el pecho el pasado 25 de enero.

El cuerpo del hombre de 71 años estaba boca arriba, cargando su teléfono y su billetera, pero un clip de carpeta donde solía llevar dinero en efectivo estaba vacío y también faltaba un reloj que solía usar, de acuerdo con lo publicado por el sitio RT Actualidad.

Los policías observaron que el dedo índice de una de sus manos estaba extendido, que el cuerpo no mostraba señales de violencia y tampoco había suciedad en el cuerpo como signos de esfuerzo. Según informó The Washington Post, en la escena no se halló ningún arma.

Los resultados de la autopsia revelaron que había una bala de punta hueca alojada en el pecho de Abrahamson, que había penetrado en su corazón y pulmones.

En principio, su muerte fue declarada como un asesinato y días después las autoridades locales ofrecieron una recompensa de 3.000 dólares, cifra que subió con aportaciones de amigos y familiares, para quien brindara información sobre el presunto homicida.

 

Sacado de una escena de CSI

Una semana después del homicidio, Linda, la esposa de Abrahamson, ayudó a desbloquear su teléfono e hicieron un hallazgo increíble en su mail.

Amarró un arma a una cuerda y lo ató al globo meteorológico.

El hombre había comprado un globo meteorológico. Los investigadores también descubrieron que dos días antes, el hombre había adquirido un tanque de helio. En el día del crimen, una cámara de seguridad de su casa capturó la última imagen de Abrahamson: en su mano izquierda llevaba un objeto extraño que la Policía no logró identificar.

De acuerdo con el informe policial, uno de los detectives llegó a la conclusión de que Abrahamson "amarró un arma a una cuerda, y lo ató al globo meteorológico, y una vez que se disparó, el globo meteorológico ascendió llevándose el arma de la escena".

Una vez que se disparó, el globo meteorológico ascendió llevándose el arma

La teoría surgió de un episodio de CSI: Las Vegas, transmitido en octubre de 2003, en el que alguien logró sacar un arma de la escena del crimen gracias a un globo meteorológico.