Una joven estudiante británica quedó ciega durante sus vacaciones en la costa maltesa, al sur de Italia, luego de ser golpeada por una ola de mar mientras portaba sus lentes de contacto. El accidente le provocó que su ojo izquierdo se pusiera rápidamente rojo e irritado.

Luego de volver de sus vacaciones, Miyako Aiko-Murray, de 20 años, comenzó a tener migrañas y lagrimeo constante en sus ojos.

Las vacaciones para Miyako se tornaron una pesadilla.

Tras acudir en repetidas ocasiones a urgencias, la estudiante fue diagnosticada por un especialista con queratitis por Acanthamoeba, una infección que daña la parte frontal del ojo.

El problema se produce cuando las bacterias infectan la córnea. Dicho diagnostico es común entre personas que usan lentes de contacto.

Necesita transplantes de córnea y, posiblemente, un año de tratamiento hasta que reciba un donante de ojo.

Los médicos le prescribieron gotas especiales, las cuales debían ser aplicadas cara hora durante un mes, provocando que no lograra dormir bien durante las noches. Esto la obligó a tomar un permiso médico de dos semanas en el trabajo en el que recién había sido contratada.

Así le quedó el ojo izquierdo a la joven estudiante.

Posteriormente empezó a asistir a su trabajo casi sin dormir y a la vez acudía al hospital todos los viernes. Miyako terminó perdiendo su trabajo debido a su condición un poco antes de navidad.

Durante marzo de este año, la joven despertó una noche sin visión, lo cual resultó en una infección bacteriana secundaria causada por una cicatrización corneal. La estudiante ahora necesita transplantes de córnea y, posiblemente, un año de dolorosos tratamientos hasta que reciba un donante de ojo.

Ver más productos

El beato Juan Franscisco Marinoni, en el recuerdo de la iglesia católica.

La iglesia recuerda hoy al beato Juan Francisco Marinoni

Perón y Evita, una nueva era política en el país

De Perón a Fernández, un país siempre convulsionado

Los feligreses demostraron la devoción por la Virgen en su día (Carlos  Ventura - Diario Crónica)

Ceremonia impregnada de espíritu bergogliano

Ver más productos