En las últimas horas una nueva reseña de un restaurante generó debate en las redes sociales. Desde hace un tiempo clientes, trabajadores u otros usuarios comparten en plataformas como Twitter los tickets y experiencias sobre diversos locales gastronómicos, desde pedidos fallidos hasta cobros que rozan lo caro

Además de Twitter, otras de las aplicaciones donde es común leer quejas es Google Maps, la cual tiene más usos que sólo buscar un lugar y cómo llegar a él. Así algunos usuarios comparten sus opiniones sobre los locales gastronómicos que visitan y que son tenidos en cuenta por potenciales clientes, pero a veces los comentarios no son tomados bien.

 

 

 

La cuenta de Twitter @soycamarero compartió la reseña mezquina que un cliente dejó en Google Maps porque el restaurante al que asiste con frecuencia no lo quiso atender. "La falta de respeto la tienes tú al no respetar el horario de trabajo de los demás, a 3 minutos de cerrar", compartió el tuitero junto a la foto del comentario que dejó el comensal. 

"Uno de mis restaurantes favoritos, voy continuamente pero me han fallado en algo tan básico como no atender a una persona a tres minutos de que cerrara la cocina", decía parte de la reseña que dejó el comensal en Google Maps.

 

 

 

Y siguió: "Si fuera un grupo de 20 lo acepto, pero 1 me parece una falta de respeto a un cliente habitual". Sin embargo, eso no fue todo porque además de escribir una reseña mezquina en la aplicación de Google, también dejó una pésima calificación de una estrella.

La publicación en Twitter generó debate en torno a si el restaurante tenía que atender al cliente o si el comensal estuvo mal ir a comer a tres minutos del cierre de la cocina del local gastronómico. 

"Si la cocina abre hasta las 11 y media, si llegas aunque sea 1 minuto antes, comés en mi cocina. Como debe ser", respondió un usuario al tuit viral, a lo que otro retrucó: "Entonces ya no cierras a las 11:30, ni tú, ni tu equipo. ¿Ese tiempo extra se paga? Si una tienda de ropa cierra a una hora, no vas 3 minutos antes del cierre a probarte ropa. Hay que respetar los horarios de los trabajadores. Cada cual tiene derechos a disponer de su tiempo".

 

Al debate se sumó personal que trabaja en gastronomía. "Yo entiendo que es a tres minutos del cierre de cocina, no del local ¿no? Nosotros entre semana la cocina se cierra a las 23:30, todo lo que venga hasta esa hora lo atendemos. Damos margen hasta las 23:15 para postres y cafés, avisando en ese momento y que apartir de ahí no atendemos más"

"Un cliente habitual entenderá que la cocina cierra. Creo que si se le propone una alternativa, algo más rápido de preparar, el cliente cena y todos contentos. Siendo algo puntual se puede solucionar. Si es recurrente, entonces es otra cosa. El cliente no siempre lleva la razón", sentenció otro usuario.

 

Ver comentarios