La medida la tomaron ya que la angustia los sobrepasó porque los desmayos eran cada vez más frecuentes y aún no podían determinarse las causas. "Antes era sólo en la escuela, ahora es estén donde estén", manifestó uno de los responsables de las adolescentes de 17 y 19 años.

Las afectadas se desmayan, se tuercen en el suelo, pegan manotazos y patadas al aire y, cuando se despiertan, afirman no tener ningún recuerdo de los episodios. Además, aseguran que el intendente de Los Telares, profesor José Alberto Araujo, vio todo y ofreció llevarlas a hacerlas ver con un médico.

"Siempre andan con las hermanas, nunca las dejamos que anden solas. A veces, se enferman tres veces al día, de noche, también cuando están dormidas", agregaron.

Los episodios se repiten desde el 31 de octubre, donde afectó a cinco chicas en una fiesta de Educación Física. En otra ocasión, en un bingo a beneficio se enfermaron otras tres.

Araujo manifestó: "Hay una cierta cultura instalada en el interior de   Santiago del Estero y del país. Por ahí uno mucho no cree y no  quiere aceptar esas cosas, pero que hay algo raro ahí, hay algo  raro. Son cosas inexplicables. Conversando con la gente cuentan que  hay estas cosas en otros lugares. El problema viene de hace años. Chicos que han pasado por eso,  se han curado gracia a curanderos". 

Agregó que los chicos no se curan cuando van al médico, sólo cuando van a curanderos. "Todos sabemos lo que pasa y estamos preocupados", afirmó.