La falta de claridad sobre el cobro de los servicios puede provocar molestias e inconvenientes en los clientes, al sentir que fueron “estafados” por el local. Así fue con un usuario de Twitter, quien compartió los insólitos gastos que un restaurante agregó a su cuenta y generó polémica en las redes sociales.

Todo sucedió en “Bar imperial”, un establecimiento de Benavente (ubicado en la capital española de Zamora). Tras disfrutar de una rica comida, un cliente se llevó una ingrata sorpresa al enterarse que le cobraron “cargos invisibles” por servicios básicos de la atención.

Se trata del español Blas Galey Hermoso, quien compartió la historia en su cuenta personal de Twitter, como respuesta a otra usuaria que denunciaba una situación similar. Sin embargo, no se esperaba que la factura del restaurante trascendiera y se viralizara a escala internacional.

“A nosotros nos ocurrió algo curioso hace unos días en Benavente”, comenzó a narrar @blasgaley y explicó: Cada vez que venía el camarero a la mesa de la terraza a traer algo nos cobraban 20 céntimos. El colmo fue el euro que nos cobró por poner unos cubiertos para cortar una tosta que habíamos pedido".

Los insólitos gastos que un restaurante español sumó a la cuenta.
Los insólitos gastos que un restaurante español sumó a la cuenta.

Cuando el cliente consultó si había alguna equivocación en su cuenta, le informaron que de ninguna manera: el restaurante incluía esos gastos por cada vez que, estando en la terraza, requerían los servicios del mozo. Sin embargo, la falta de comunicación previa y lo “bizarro” del cobro, generó polémica en las redes.

La respuesta del dueño del restaurante

Para el local fue inevitable darse cuenta de la gran cantidad de críticas que el hecho provocó en las redes sociales. Por ese motivo, el dueño del restaurante de Benavente, Ángel Villar, decidió aclarar a qué devenía cada uno de los gastos incluidos en el ticket.

“De siempre, todos los servicios en terraza llevan un incremento de precio porque se da un servicio que no se da en barra. Se cobra 20 céntimos por cada consumición que se sirve”, aclaró, aunque al cliente le cobraron por cada vez que el camarero los atendió, haya llevado o no un pedido.

Por otra parte, en una entrevista con Más Vale Tarde, explicó que desde la polémica que comenzó en 2021, decidieron colocar en la carta “un precio en barra y otro en terraza, para no crear malentendidos”. "La gente que quiere tener el servicio extra del camarero que le sirva mientras está sentado, entendemos que un precio de 20 céntimos es muy razonable", enfatizó.

Mientras que también, Villa respondió sobre el “irrisorio” cobro de un euro, por traer un cuchillo para cortar una tostada: “No se cobra por el cubierto, se cobra el servicio de comedor que conlleva cubiertos, platos y mantel. Acondicionar una mesa con todo lo que conlleva también recogerla".

Ver comentarios