Dicen que soñar no cuesta nada, pero un hombre de 45 años pasó de un plácido descanso a una verdadera pesadilla que le dejó como saldo varias quemaduras en el cuerpo, luego de que su esposa le echara encima agua hirviendo, por una insólita e inentendible reacción.

El hecho sucedió hace un par de días en la ciudad boliviana de La Paz y la versión oficial de lo ocurrido es que mientras el hombre dormía, comenzó a soñar en voz alta con otra mujer, por lo que la esposa, enfurecida, puso a hervir agua y se la arrojó encima, provocándole quemaduras de segundo grado en los genitales, el torso y uno de sus brazos.

 

Luego de eso, el hombre acudió rápidamente al hospital más cercano, se comunicó con la policía y se abrió una investigación de lo sucedido. Mientras tanto, la mujer quedó detenida y a la espera de lo que decida la justicia.

El subdirector de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc), Juan José Donaire, subrayó que no sería la primera vez en que la mujer tiene una actitud de este estilo, debido a que existirían antecedentes de que, en otro momento, intentó prenderlo fuego al marido tras rociarlo con alcohol.

El hecho ocurrió en La Paz, Bolivia.

Lo más curioso, según lo que dieron a entender las fuentes, es que la mujer no mostró en ningún momento signos de arrepentimiento por haber quemado a su marido, debido a que, para ella, la justificación de que "estaba soñando con otra" es más fuerte.

No deja de llamar la atención, esa reacción ante, yo diría, un aspecto de celotipia", expresó el coronel Donaire y, además, aseguró que la situación "no amerita un desenlace de tanta violencia" por parte de la implicada.

Con quemaduras de segundo grado, el hombre continua internado.

La mujer deberá responder penalmente, porque ya se ha habilitado la investigación en el ámbito del análisis de la Fiscalía que, en todo caso, es el filtro en primera instancia para la valoración y apertura de casos”, concluyó Donaire, en diálogo con medios locales.

Ver comentarios