En la localidad estadounidense de Columbus, Ohio, un vecino ayudó a detener a un criminal gracias a su rápida capacidad de reacción que quedó registrada en un video que la Policía local publicó recientemente en las redes sociales a modo de agradecimiento.

Este ciudadano esperaba a que su nieta saliera de la biblioteca y vio que los agentes perseguían a un delincuente armado mucho más rápido que ellos. Así, cuando el malviviente pasó cerca de él, le metió la traba con el tobillo y le que produjo la caída inminente que terminó en su detención.

Las autoridades aseguraron en su perfil de Facebook que esa acción "probablemente salvó la vida" del criminal, ya que los oficiales estaban preparados para disparar.

Ese adolescente de 18 años poseía una pistola Glock de 9 milómetros cargada con 29 balas y volverá a prisión porque "tiene un largo historial criminal".

Así lo detuvo