La vicepresidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner, fue recibida este martes en su casa en el barrio porteño de Recoleta, donde firmó autógrafos y camisetas de sus seguidores.

Cerca de las 20, la ex mandataria regresó a su domicilio, lugar en el que saludó y se tomó fotos con los militantes, que luego de que entrara al edificio donde vive continuaban saltando al ritmo de cantos de aliento, interrumpiendo el tránsito sobre Juncal.

 

 

Cristina Kirchner volvió a su casa luego que haber mantenido durante la tarde una reunión con los miembros de los bloques oficialistas de la Cámara de Diputados y del Senado en el Salón Azul del Palacio Legislativo, quienes le expresaron su respaldo ante las acusaciones de la fiscalía en la Causa Vialidad.

Antes de las 12 de su casa del barrio porteño de Recoleta, saludó, se sacó fotos y firmó su libro "Sinceramente" a los militantes que permanecen en su domicilio haciendo una vigilia.

La vigilia de los manifestantes comenzó el lunes 22 de este mes, luego que el fiscal Diego Luciani solicitara en el alegato que formuló en el juicio de la obra púbica en Santa Cruz una condena de 12 años de prisión e inhabilitación para ejercer cargos públicos para la Vicepresidenta.

 

 

Ver comentarios