Una joven de la localidad de Ituzaingó, provincia de Corrientes, protagonizó el domingo por la tarde una situación inédita: tras consumir hongos alucinógenos, salió a la calle desnuda y comenzó a correr. Luego se metió en el río Paraná, donde la policía y pescadores del lugar lograron rescatarla.

Según informó el medio local,, algunos vecinos llamaron a la policía al ver a la mujer deambulando sin ropas, y la joven se puso nerviosa al ver que los uniformados intentaban detenerla. Fue por eso que huyó corriendo hacia una barranca, en descenso hacia la playa y se metió al río.

Tras notar que la mujer no podía regresar a la costa, la policía correntina desplegó un operativo de rescate y junto a pescadores que se encontraban en el lugar lograron sacarla del agua.

Mirá la nota para conocer los detalles.