El ascesor de detuvo repitinamente. Ante la falla, que los vecinos interpretaron como eléctrica, decidieron bajar por las escaleras del edificio. Pero se enfrentaron a tamañana sorpresa. Dos amigos descendían por los escalones de la propiedad horizotal y fueron atacados, brutamente, por un espíritu que subía

Rápido y feoz la extraña presencia avanzó a "pasos agigantados" por las escaleras al punto de curzarse cara a cara con los vecinos que, ante su inesperada visita, intentaron retroceder sin mayores éxitos. El fantasma, con su velocidad notoria, tal como se observa en las imagenes, pudo alcanzarlos. 

Y no conforme con eso, con el susto que geneó entre los habitantes del lugar, los agredió, les pegó y terminó resultado un verdadero encuentro fatídico. Claro está, antes de volver a irse por las escaleras, estos chicos lo van a pensar tres veces.

Sobre todo considerando que mas allá de que no saben cómo puede volver a reaccionar el fantasma, tampoco le pueden hacer la denuncia por agraesión, más allá de que haya imagenes probatorias, claro está. cada vez hay mas evidencia de vida -o por lo menos de energías- que circulan por los mismos lugares que nosotros. Y que, incluso, hasta pueden hacer daño, como fue en este traumático caso.