El Dr. Juan Carlos Tulouse, médico forense encargado de realizar la autopsia a Jorge “Acero” Cali, habló hoy en exclusiva con Crónica TV y aseguró que el historial cardiológico del ex luchador y el consumo de anabólicos habrían sido determinantes en el desenlace fatal.

Tulouse habló hoy con Chiche Gelblung y Sofía Monachelli y brindó detalles del estado en que hallaron el cuerpo del ex campeón mundial de kickboxing de 49 años, quien fue encontrado muerto este domingo en la habitación del hotel en que se hospedaba en La Pampa.

El médico forense confirmó que Cali falleció por un infarto detectado en la autopsia preliminar. El evento cardiológico dejó una huella de 2 centímetros de longitud en el corazón del ex luchador, que además presentaba signos de infartos anteriores y una hipertrofia “enorme”.

“El médico de la Federación nos administró la historia clínica de Jorge Cali, y ahí observamos que el paciente ya tenía antecedentes cardíacos con la colocación de cuatro stents, con lo cual teníamos casi la certeza (de que era un episodio coronario) por la forma en que se halló el cuerpo, que no presentaba ningún signo de nada más que un evento cardíaco, explicó el experto.

En la autopsia descubrieron un corazón con “una hipertrofia enorme, un infarto de 2 cm., antecedentes de infartos anteriores ya cicatrizados, viejos y los cuatro stents”, detalló el médico.

Una historia coronaria complicada

Según reveló Tulouse, “Acero” Cali tenía indicada medicación para el corazón y estaba bajo tratamiento cardiológico al momento de su deceso.

"Acero" Cali fue hallado muerto este domingo en la habitación del hotel en que se hospedaba en La Pampa.

Pese a su condición de deportista, el ex campeón mundial no pudo esquivar el empeoramiento de su salud coronaria, de hecho este fue un factor determinante en el deterioro de la misma. “Es algo que sucede con muchos deportistas de elite. El corazón de una persona que realiza actividad física moderada tiene un tamaño normal. Pero cuando un atleta practica actividades intensas el corazón tiende a agrandarse para compensar el esfuerzo. El agrandamiento puede ser muy poco o más”, indicó el médico.

En el caso de Cali, se debe considerar la incorporación de complementos anabólicos para el desarrollo muscular y el impacto que estos tuvieron sobre su estado cardiológico. “Cuando se trabaja en musculación, como ocurrió con “Acero” Cali, se suman complementos anabólicos que también hacen a un aumento desmesurado del tamaño del corazón”, advirtió Tulouse.

El profesional reveló que, al momento de la autopsia, el corazón del deportista tenía el doble del tamaño promedio que debe tener una persona de su edad. “El peso de un corazón normal está entre los 300 y 350 gramos. Un atleta puede alcanzar los 400 gramos, sin ninguna significancia mayor. Este hombre (refiriéndose a Cali) tenía un corazón de 650 gramos, concluyó.

Ver comentarios