Un extraño ser acuático, que se desplazaba de manera muy particular sobre la superficie de un lago en el estado de Texas, Estados Unidos, fue filmado por una familia que se encontraba descansando por allí cerca.

Como era de esperarse, la insólita situación no tardó en volverse viral en las redes sociales, y rápidamente causó pánico entre los usuarios de todo el mundo. Sin embargo, los más aterrados al respecto fueron los vecinos de la zona y las imágenes que se dieron a conocer de la misteriosa criatura lograron horrorizar a la gran mayoría.

A pesar de que los videos del extraño animal pudieron captarlo a la perfección, lo cierto es que las imágenes virales no lograron determinar con precisión de qué animal se trataba. En la grabación se puede ver a una criatura de gran tamaño, parecida a una enorme babosa de color negro. Si bien muchos especulan que se trata de un lobo marino, no hay ninguna certeza de que esto sea así.

 

 

Por otro lado, algunos usuarios indicaron que se trataba de una foca, aunque no se pudo dar a conocer la cabeza del extraño animal en las imágenes.

Hasta el momento, no han podido localizar a la criatura que asustó a todos en el sur de Estados Unidos, ya que la misma se desplazó un rato por la superficie del agua y luego se sumergió y desapareció sin dejar rastro. La zona en donde fue visto se encuentra completamente vallada, para evitar que se escape.

En primer lugar, se intentará determinar si se trata de una criatura que pueda poner en riesgo al resto de la población, ya que su increíble tamaño causó un pánico total en Texas.

 

Qué dijeron los testigos de la criatura

Joe Tiller, el primero en divisar a la criatura, contó que estaba en el agua con su esposa, April, cuando grabaron al "monstruo" en el parque Menard-May Edgewater, el cual se encuentra a unas 60 millas al noreste de Orlando.

"Pensé que era un manatí muy grande, pero algo no encajaba", comenzó diciendo Tiller, y continuó luego: "En estas aguas, no es muy raro verlo. Tiene músculos enormes de toro y rueda igual que un oso bajo el agua. No vimos ningún pelaje, ni cabeza".

El hombre aseguró que vivió en la zona durante cinco años y que nunca vio nada parecido. Asimismo, aseguró que la criatura medía casi cuatro metros de largo, y que "gruñía".

 

Ver comentarios