Una dramática situación se vivió esta tarde en un departamento del barrio porteño de Núñez, donde un hombre se atrincheró armado con su mujer y su hija. Además, el sujeto que padecía un brote psicótico amenazaba con quitarse la vida.

Todo comenzó alrededor de las tres de la tarde, cuando el hombre sufrió un brote psicótico dentro de la vivienda mientras estaba con su familia. Tanto en el edificio, como en toda la cuadra, se desplegó un importante operativo para contener la situación.

 

La escena angustiante se produjo en el quinto piso de un edificio situado en la calle Congreso al 21000, en pleno barrio porteño de Nuñez, y entre Cuba y Arcos.

 

 

Cabe remarcar que no se trató de una toma de rehenes, ya que tanto la pareja como su hija estaban por su propia voluntad dentro del departamento para contenerlo y evitar que el episodio termine de manera trágica.

El hombre atrincherado en Núñez trabaja en San Isidro

Se trata de un secretario de la Fiscalía del Departamento Judicial de San Isidro, quien protagonizó una situación de preocupante. Toda la cuadra quedó cortada por el suceso que alertó a todos los vecinos.

Como consecuencia del caso, decenas de efectivos de la Policía de la Ciudad y miembros de la División de Operaciones Especiales Metropolitanas (DOEM) arribaron al lugar para controlar al hombre, de 46 años.

También trabajó personal del SAME con psiquiatras, psicólogos y un negociador para que procedan ante cualquier eventualidad de emergencia.

Según trascendió, el sujeto habría amenazado a la hija y no sería la primera vez que atraviesa este cuadro. Hasta el momento se desconoce qué motivo desencadenó que intente quitarse la vida con un disparo.

 

Por otra parte, el juez que interviene en la causa ordenó hacer actuaciones por “tenencia de armas” para el empleado del Poder Judicial.

En tanto, el director del SAME en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Alberto Crescenti, explicó en exclusiva con Crónica HD que el hombre estaba con “una excitación psicomotríz y se atrincheró en su departamento”.

“Hay que reducirlo y hay que manejarse con psiquiatra y psicólogo. Es difícil la situación”, describió. 

Finalmente, luego de tres horas, la policía logró reducir al hombre y fue trasladado a un centro asistencial, mientras que su hija resultó ilesa.

Momentos más tarde de la detención del sujeto, Crescenti brindó una conferencia de prensa y explicó que trasladaron al secretario judicial a la Unidad Psiquiátrica del Hospital Pirovano "bajo contención clínica".

Ver comentarios