El jugador de Boca, Fernando Gago entrenó este martes a la par de sus compañeros pero no pudo terminar la práctica luego de haberse resentido de su lesión en la rodilla derecha, tras sentir un "pinchazo".
 . 
El volante, que ya había sido dado de alta y estaba en la parte final de su recuperación, se hizo estudios luego de haber sentido la reciente molestia y allí se comprobó que se le desprendieron adherencias de los injertos de la rodilla derecha. Misma zona en la que fue operado. 

Gago, que había sido anotado por el técnico Xeneize, Guillermo Barros Schelotto para la fase de grupos de la Copa Libertadores y estaría en la consideración del entrenador del seleccionado nacional Jorge Sampaoli, soñaba con regresar prontamente a las canchas en forma oficial, pero en esta jornada se vio empañado su posible regreso en lo inmediato y más aun sus chances de participar en el próximo mundial a disputarse en Rusia.

El parte oficial indica que "sufrió un desprendimiento de adherencias en el ligamento, es un recubrimiento en la operación". Por último, los médicos del club confían que es una situación "normal" para este tipo de lesiones aunque claramente retrasa los tiempos estipulados.