Luego de revisar 42 micros, detuvo a una persona de 48 años, que estaba prófuga de la Justicia en causa de cohecho y se comprobó que había otras siete con derecho de admisión, que no podrán ver la superfinal. 

Roberto Badrán, jefe del Operativo de Seguridad en el Superclásico, que se disputará en el Malvinas Argentinas de Mendoza, para definir la Supercopa Argentina informó: “Ayer nos enteramos que estaban partiendo de Buenos Aires algunos colectivos. Por la misma ruta 7 han ingresado micros de River y de Boca, lo que pasa es que no son las barrabravas. El encapsulamiento solamente se hace con la barra brava, ellos vienen en tres o cuatro".

Y continuó con más detalles: “Desde las 15 tenemos afectado gran cantidad de personal policial en el estadio, pero antes de eso habrá controles en el Parque General San Martín. Y a las 17:30 se abrirán las puertas para que ingrese el público".

También hay un operativo previsto para los festejos posteriores al partido en el centro de la ciudad, para controlar a los hinchas del equipo que resulté ganador. Respecto de esa situación,  Badrán sostuvo: “Hay policías que estarán abocados a esas tareas, incluso de civil. Al haber grandes masas uno tiene que ver cómo interrumpe un festejo y si es necesario acorde a la gente que esté ahí, eso se ve en el momento”.