La violencia no para, ni en las tribunas, ni dentro de la cancha. Mientras fuera del estadio había incidentes, en el campo de juego se vivió un momento de tensión cuando en el primer avance del "Milrayitas", la pelota quedó dividida en la puerta del área y se produjo un choque tremendo. 

Resultado, roja para Martín Minervino de Brown de Adrogué y marcas de todo tipo en el rostro de Gustavo Turraca.

Así quedó la cara de Gustavo Turraca.
 

El encuentro, que terminó 2 a 0 a favor de Los Andes con doblete de Fabricio Lenci, será recordado por "la patada del año" y no por juego bonito.