Wilmar Barrios, fue operado el miércoles pasado por haberse quebrado el tercer metacarpiano de su mano izquierda, tras recibir un pelotazo en el partido que Boca le ganó 2-0 a Patronato en Paraná.

Los últimos dos días el Negro Barrios se entrenó en Casa Amarilla acompañado del preparador físico Jorge Valdecantos y estuvo en un costado del campo de juego, con una protección de color azul en la zona afectada.

Una de las piezas claves para Guillermo Barros Schelotto, se entrenó en forma diferenciada con una protección especial en su mano izquierda recientemente operada y tiene posibilidades de estar en el equipo titular de Boca ante Belgrano.

El jugador del seleccionado colombiano participó por momentos de la práctica y en el final estuvo en los ejercicios de definición, en donde se lo vio suelto, más allá de tratar de no mover mucho su brazo izquierdo.

Al termino del entrenamiento, allegados al futbolista dijeron que se sintió cómodo y que no le molesto en ningún momento el vendaje en su mano izquierda.

Desde el cuerpo técnico xeneize señalaron que depende del deseo del jugador el estar en la cancha el próximo fin de semana y también se especula con querer cuidarlo para que llegue en las mejores condiciones ante el Millonario, el 5 de noviembre en el estadio Monumental.

De no llegar Barrios, el entrenador podría repetir el dibujo del 4-2-3-1 que utilizó contra Ferro el sábado pasado en un entrenamiento amistoso y donde su equipo perdió por 1 a 0.

En esa práctica, Leonardo Jara ocupó el lugar en el doble cinco y Gino Peruzzi jugó de marcador de punta por derecha. Pero de estar en condiciones Barrios, el DT otra vez apostaría al 4-3-3 con el uruguayo Nahitan Nández por derecha y la vuelta de Edwin Cardona en lugar de Cristian Espinoza.

En cuanto a Pablo Pérez, quien se entrenó en forma normal, el problema es que su padre sigue con un problema grave de salud, internado en terapia intensiva en una clínica de la ciudad de Rosario. El capitán del actual campeón del fútbol argentino ya acordó con Guillermo que ante cualquier inconveniente, tiene permiso para seguir al lado de su familia.

Paolo Goltz, incorporado en el segundo semestre y que le dio otra cara a la parte defensiva, también realizó parte de los trabajos con el grupo, y la otra mitad estuvo en un costado de la cancha para bajar las cargas del esfuerzo.

Boca, único puntero de la Súperliga, con puntaje ideal de 18 unidades, recibirá el próximo domingo a Belgrano de Córdoba, desde las 18.10 en La Bombonera.
 

Fuente: Télam