En cada reunión de mesa chica, la dirigencia de Estudiantes sostuvo una idea: aguardar hasta la finalización del semestre para buscar un reemplazante de Lucas Bernardi, quien protagonizaba un registro poco auspicioso en el banco de los suplentes.

Sin embargo, el clima en La Plata se tornó insostenible, considerando que la gente insultó al entrenador durante los 90 minutos con la intención de lograr una salida anticipada. Y alcanzaron el cometido: después de perder frente a Racing dejó de ser el DT, cargo que asumirá este lunes Leandro Benítez en el entrenamiento matutino.

El ambiente lució cargado desde el inicio del trámite pero la temperatura fue elevándose en paralelo a los goles de Racing. La conquista de Lautaro Martínez -en el primer tiempo- aumentó el bullicio en contra del DT y el grito de Alejandro Donatti -cuando promediaba el complemento- sentenció la suerte del cuerpo técnico: "Borombombón, borombombón, es el equipo del Narigón", gritaron con euforia los simpatizantes del Pincha, que buscaban una reacción de Juan Sebastián Verón, quien hasta el momento no siguió la línea de la historia del club y buscó técnicos con ideologías opuestas.

En ese sentido, ni siquiera el descuento de Mariano Pavone pudo calmar las aguas. En la platea algunos abonados se sumaron a los reproches a través de diversos carteles: "Andate Bernardi", rezaban algunos; "Chino sos bienvenido", describían otros anticipando el futuro.