Hace instantes nada más, la Justicia resolvió modificar la carátula de la acusación contra los jugadores de Boca Edwin Cardona y Wilmar Barrios, para ahora ser investigados por “abuso sexual y lesiones leves”.

Las dos presuntas mujeres abusadas (una argentina y una peruana), ratificaron que hubo “malos tratos” en la noche del domingo en un departamento de Puerto Madero.

Por parte de Boca Juniors, la dirigencia y el cuerpo técnico, ya tomaron sanciones deportivas tanto para Cardona como para Barrios, e inclusive para el defensor Frank Fabra (presunto testigo del hecho), los cuales fueron apartados del plantel que se encuentra en Mar del Plata, y entrenan en el complejo Pedro Pompilio.  Manuel Roffo (el otro involucrado), fue devuelto por el técnico de Boca Juniors, Guillermo Barros Schelotto, a la categoría de quinta división.

Además, ninguno será tenido en cuenta para el superclásico y en las próximas horas se definirá el futuro dentro del club.

El vicepresidente de Boca, Royco Ferrari. dijo que “los jugadores declararon lo que ellos dicen que fue y nosotros les creemos. Hay que tener calma, pasó a una instancia judicial y ahora la Justicia decide. Ojalá termine todo bien y podamos contar con los jugadores lo más pronto posible, que sea una anécdota”.

Miguel Ángel Pierri, abogado defensor d. los futbolistas, se presentó en el Juzgado de Instrucción en lo Criminal y Correccional Nº 6, a cargo de la doctora Alejandra Provitola, para interiorizarse sobre la causa, que a partir del cambio de carátula entró en secreto de sumario.

Miguel Ángel Pierri, abogado de los jugadores acusados.

“Voy a tomar conocimiento efectivo de la causa. Los quiero presentar espontáneamente a los jugadores y de hecho ellos están aquí a disposición del Juzgado”.

Sobre la posible detención de los jugadores, Pierri expresó: “No entiendo por qué puede. quedar detenidos. No tienen antecedentes”.

Además, agregó: “Esta causa nació de las rede. sociales. Este delito que mencionan las denunciantes tiene una calificación gravísima”.