Rosario Central se quedó en la noche del miércoles sin Copa Sudamericana al ser eliminado por San Pablo, en el estadio Morumbí, donde los brasileños se impusieron por 1 a 0 y sacaron rédito de la igualdad sin tantos registrada en la ida. El único gol del cotejo fue convertido por el delantero local Diego Souza a los 16 minutos del segundo tiempo y el partido terminó en medio de agresiones de los futbolistas paulistas a los argentinos, lo que obligó al árbitro paraguayo Eber Aquino a expulsar al peruano Cristian Cueva y el volante Petros en el conjunto local, mientras que con el partido concluido también vio la tarjeta roja en Central el delantero Germán Herrera.

La eliminación dejó a los rosarinos con un sabor amargo en el final de este primer semestre de competencia del año, ya que con su decimonovena posición en la Superliga también están fuera de la Sudamericana del año próximo. El encuentro de la noche del miércoles tuvo dos segmentos que identificaron las potencialidades de ambos conjuntos, con un San Pablo "indigno" de su pasado glorioso, que fue una pobre representación del fútbol brasileño de estos días, donde su competencia local está tanto o más empobrecida que la argentina a partir de la constante sangría de jugadores al exterior, sobre todo los más jóvenes.

Pese a ello San Pablo tuvo un poco más la pelota que Central en los primeros 45 minutos, cuando el conjunto rosarino se fortalecía en su última línea pero no podía progresar en ataque. Pero la segunda mitad tuvo un cambio de rumbo en el desarrollo, ya que de la mano de Néstor Ortigoza y Leonardo Gil el conjunto dirigido interinamente por José Antonio Chamot (el próximo miércoles Edgardo Bauza dirá si acepta convertirse en el sucesor del despedido Leonardo Fernández) se apropió del balón y comenzó a manejarlo criteriosamente.

Pero al llegar al cuarto de hora hubo un error del juvenil Hernán Da Campo que le permitió finalmente a De Souza convertir el único tanto de la noche al tomar un rebote en el palo izquierdo del arco defendido por Jeremías Ledesma. Y fue una lástima que esto le sucediera al equipo argentino porque tenía el partido controlado, algo que siguió sosteniendo durante la media hora restante, en la que merodeó con riesgo la valla defendida por Sidao hasta el instante final del cotejo, cuando el ingresado Fernando Zampedri lanzó sobre el travesaño un remate que pudo significar la igualdad y la consecuente clasificación centralista a la próxima ronda por la doble valoración del gol de visitante.

Central venía de caer como visitante por 4 a 0 frente al descendido Arsenal en la primera participación de Chamot como reemplazante de "Leo" Fernández y en la noche del miércoles volvió a caer, aunque dejando una imagen muy digna, tanto por la historia de su rival como por la circunstancia de hacerlo nada menos que en el Morumbí, un escenario que ya dejó de ser aquel que luciera inexpugnable para quienes lo visitaban hasta la década del '90.

"En el segundo tiempo lo tuvimos controlado, pero nos faltó solamente el gol que merecimos", confió el experimentado Ortigoza apenas concluido el encuentro. Y su "socio" en la mitad de la cancha centralista, el "Colorado" Gil, coincidió con el relato de su compañero. "Nos vamos con mucha impotencia porque hicimos un gran partido y fuimos superiores. Nos quedamos con las manos vacías pero con la cabeza en alto. Al árbitro se le fue el partido de las manos", destacó el ex Estudiantes de La Plata y Olimpo de Bahía Blanca.

En el otro partido de última hora de este miércoles Botafogo empató 1 a 1 con Audax Italiano y de esta manera el conjunto brasileño pasó de ronda aprovechando la victoria por 2 a 1 lograda en el cotejo de ida en Chile.

- Síntesis -

San Pablo: Sidao; Reinaldo, Regis, Anderson Martins y Bruno Alves; Petros, Valdivia, Liziero y Jucilei; Nené y Diego Souza. DT: Diego Aguirre.
Rosario Central: Jeremías Ledesma; Paulo Ferrari, Mauricio Martínez, Oscar Cabezas y Alfonso Parot; Hernán Da Campo, Néstor Ortigoza, Leonardo Gil y Joaquín Pereyra; Washington Camacho; Marco Ruben. DT: José Antonio Chamot.
Gol en el segundo tiempo: 16m. Diego Souza (SP).
Cambios en el segundo tiempo: Al comenzar Robert Arboleda por Martins (SP), 9m. Cristian Cueva por Valdivia (SP), 21m. Santiago Trellez por Souza (SP), 24m. Germán Herrera por Pereyra (RC), 42m. Fernando Zampedri por Camacho (RC) y Maximiliano Lovera por Da Campo (RC).
Amonestados: Jucilei (SP). Da Campo, Gil y Camacho (RC).
Incidencia: 43m. del segundo tiempo expulsado Cueva (SP), 44m. Petros (SP) y 45m. Herrera (RC).
Árbitro: Eber Aquino (Paraguay).
Cancha: Morumbí.