Luego del vibrante encuentro que Lanús le ganó 4-2 a  River en "La Fortaleza" por la revancha de la semifinal de la Copa Libertadores, las repercusiones y cargadas no se hicieron esperar.

Sumado a los miles de comentarios que se empezaron a propagar por las redes sociales, el ingenio popular se vio reflejado también en la vía pública.

Fue el caso de la provincia de Mendoza, en donde fanáticos de Boca, se encargaron de fijar carteles por distintas calles de la capital con el objetivo de ridiculizar a su eterno rival.