El delantero de Vélez, Mauro Zárate, pidió este jueves "dejar el conventillo para otros equipos” al negar cualquier cortocircuito con el entrenador Gabriel Heinze.   

El delantero, quien volvió para evitar que su club descendiera, se expresó en su cuenta de Twitter: “Fortineros no se coman las boludeces!! Dejemos el conventillo para otros  equipos... a seguir trabajando que el domingo hay otra final #TodosJuntos”

 

En la derrota ante Racing, el entrenador lo sacó en el segundo tiempo y, ante las versiones que Zárate le había dicho  en el vestuario que si lo volvía a reemplazar iba a hablar con  los dirigentes para que lo echen, decidió publicar el mensaje. 

Además, en las últimas horas había aparecido un pasacalles en una calle cercana a la Villa Olímpica donde entrena  Vélez: “Gringo estamos con vos hasta el final, pero Mauro juega  siempre”.

 

Los hinchas quieren a Zárate en la cancha. (Twitter)