El Negro Zamora, grave en Bolivia. (erbol.com.bo)

El entrenador argentino, actual DT de Real Potosí "empezó a sentirse mal el domingo pasado, en el partido con Universitario", contó su hijo.

"Se complicó la situación porque mi papá tiene diabetes y porque le dieron dos infartos cerebrales. Los médicos nos dijeron que las próximas 48 horas son claves para su recuperación", contó el joven.

"Dentro de lo complejo, Papá está bien, está lucido, pide asistencia para ir al baño, puede hablar", sostuvo en declaraciones al noticiero de Canal 7 de Cochabamba.

Mientras dura la ausencia de Zamora al frente del equipo, su asistente Lucio Hinojosa dirigirá al conjunto principal en la Liga Profesional del fútbol boliviano.