"Tengo un hijo con sindrome de Down, no una bomba nuclear", denunció el habilidoso volante, ex San Lorenzo. Según publicó en su cuenta de Twitter el ahora jugador de Tigre, las autoridades de la Ciudad se niegan a darle una vacante escolar porque el nene tiene síndrome de Down.