El entrenador figura como presunto depositante en una cuenta en Suiza de una empresa radicada en Panamá, de la cual eran beneficiarios los cuatro hijos del empresario detenido.

En un comunicado, el ex futbolista aclaró que ese dinero era parte de "fondos legítimos provenientes de su actividad profesional en el extranjero", destinado a la "realización de una inversión local".

Según explicó, la transferencia bancaria es legítima y se realizó desde su cuenta personal en el extranjero, a la cuenta bancaria indicada por la entidad argentina encargada de repatriar los fondos para llevar a cabo el negocio.

Para la Justicia Suiza, Gabriel Heinze hizo un depósito el 16 de febrero de 2012 por 180 mil dólares, en tanto que Carlos Tevez, el 27 de  marzo de ese año, giró 550 mil dólares a una cuenta del banco  Lombard Odier de Suiza por la empresa Fromental Corp., constituida en Panamá en 2011.

Por otra parte, el representante del delantero xeneize sostuvo que " Carlos Tevez, residente fiscal en Inglaterra, necesitaba enviar plata al paìs y cobraba su sueldo, reducido de impuestos, porque el club inglés es agente de retención. Eso va a parar a una cuenta que él designó. Y él tenía una cuenta de ahorro en Suiza".