El capitán de Lanús, Lautaro Acosta, rechazó el premio al mejor jugador del partido y disparó que “los árbitros son un desastre” al término del empate con Temperley (2-2), al que su rival llegó gracias a un inexistente penal que sancionó Facundo Tello en tiempo adicionado.

"Me chupa un huevo este premio, los árbitros son un desastre. No pueden unificar criterios y nos siguen perjudicando”, declaró con furia antes de abandonar el campo de juego del estadio Alfredo Beranger en Turdera.

Antes de ello, el “Laucha” advirtió: “Más vale que el próximo que venga a Lanús se ponga las pilas y tenga en cuenta que no nos pueden perjudicar más”.

"Si el problema es político o de la AFA, que se haga cargo el que se tenga que hacer cargo: la AFA o quien sea”, concluyó.

Lanús terminó el partido con Temperley con dos hombres menos por las expulsiones del defensor Enzo Ortíz en el primer tiempo y del delantero Germán Denis en el descuento, tras la protesta del penal que le permitió llegar a Temperley al empate.

Tello vio mano del “Tanque” Denis en el bloqueo de un disparo que claramente le dio en el pecho.

Fuente: Télam