E n sintonía con el rendimiento del equipo, Ignacio Fernández tuvo un flojo inicio de semestre. Si bien comenzó el año entre los once elegidos por Marcelo Gallardo, luego de la derrota con Lanús (1-0, en la Fortaleza) el mediocampista perdió el privilegio de ser titular, fue al banco ante Godoy Cruz y Vélez y, para colmo, no estuvo en el debut de la Copa Libertadores con Flamengo, en Río de Janeiro, por tener que cumplir con una fecha de sanción.

Sin embargo, en lo que va de 2018 el entrenador sigue sin encontrar el equipo y Nacho Fernández se perfila para recuperar el puesto en la antesala del trascendental duelo ante Boca, por la Supercopa. Consciente de que el partido contra el Xeneize puede significar el despegue definitivo del Millonario, Fernández aseguró que dicho encuentro en Mendoza, el miércoles 14 de marzo, hay que ganarlo a cualquier precio.

"No estamos en un buen momento, pero esto se revierte trabajando en la semana. Se viene el partido ante Patronato, que tenemos que sumar, y después tenemos la final, que la queremos ganar. La final contra Boca hay que ganarla como sea. Si ganamos la Supercopa, puede ser un envión anímico para lo que viene", sostuvo el ex mediocampista de Gimnasia, quien pretende que la racha de River, que lleva cinco triunfos consecutivos sin ganar (4 por Superliga y 1 por Libertadores), comience a cambiar con la victoria en el Superclásico.

Y al presagiar la final, analizó: "Son partidos distintos. Hay que ver cómo lo plantea el técnico, sacar un buen resultado y ganar la Supercopa. Imagino un partido peleado y friccionado. En los pequeños detalles se marca la diferencia".

Sincero con su nivel
Con respecto a su labor personal, Fernández reconoció que no venía rindiendo en su mejor versión. "El fin de semana con Chacarita me tocó volver a jugar. Al jugador nunca le gusta estar afuera, pero sabía que no venía teniendo buenos rendimientos y por eso el técnico busca variantes. En el primer tiempo me sentí bien, pero en el segundo sentí un poco más el cansancio", contó.

Y sobre las falencias que viene demostrando River, Nacho aclaró que para mejorar "hay que comprender el funcionamiento que pide el técnico. Tenemos que estar tranquilos y no pensar en lo que se dice afuera. Este grupo es muy unido y juntos vamos a salir todos adelante. Entre todos charlamos y somos muy autocríticos. No estamos teniendo un buen funcionamiento, pero trabajando vamos a poder salir adelante".