El clima por el comienzo de los entrenamientos de la Selección Argentina dirigida por Jorge Sampaoli de cara al mundial Rusia 2018, se vio alterado por un imponderable: se lesionó Sergio "Chiquito" Romero y se queda afuera de los 23. Su reemplazante ya está confirmado y será Nahuel "Patón" Guzmán según afirmó la Asociación del Fútbol Argentino.

Romero fue el arquero que más partidos jugó en la historia del seleccionado argentino y que al arrancar como titular en el próximo Mundial, se hubiera convertido en el único guardavallas en disputar tres torneos ecuménicos consecutivos en esa condición.

" Sergio Romero sufrió hoy un cuadro de bloqueo articular en la rodilla derecha que lo dejará fuera de la convocatoria”, anunció fríamente en el atardecer de este martes la AFA en la cuenta de twitter del seleccionado nacional. Una lápida para las ilusiones del misionero de 31 años al que se le viene cuestionando desde mucho tiempo atrás su poca participación en los equipos de clubes en los que les tocó actuar.

"La verdad que es una desgracia, porque Romero es una excelente persona y estaba muy enchufado para jugar el mundial, por lo que me duele mucho lo sucedido”, sostuvo el secretario de selecciones nacionales, Jorge Miadosqui.

"Ahora el técnico deberá tomar la decisión de quien será su reemplazante. Todavía hay tiempo y no hay que apresurarse. Sampaoli resolverá a quien convocará en las próximas horas”, advirtió el también máximo referente dirigencial de San Martín de San Juan.

El guardavallas de Manchester United llegó el pasado domingo al país, luego de la final de la FA Cup del último fin de semana cuando su equipo perdió ante Chelsea. En ese partido se dio una situación muy particular, ya que tanto él como el otro arquero que ahora le queda a la selección, Wilfredo Caballero, ocuparon sendos bancos de suplentes.

En tanto que el tercero de la nómina que ayer presentó como definitiva Jorge Sampaoli y que hoy ya no lo es, Franco Armani, recién se sumará al grupo que está entrenando en Ezeiza, desde hoy con Lionel Messi a la cabeza, el próximo jueves, tras afrontar mañana con River Plate el último partido de la fase de grupos de Copa Libertadores ante Flamengo, de Brasil.

La salida de Romero provocó una implosión en el seno íntimo del plantel argentino y los referentes (Messi, Javier Mascherano, Sergio Agüero, entre ellos) se reunieron con Sampaoli y posteriormente el director técnico se comunicó con Nahuel Guzmán, quien está dentro de la nómina de 35 preseleccionados, aunque esta no era una condición para ir al Mundial.

El “Patón” Guzmán pertenece al círculo áulico de rosarinos que integran la selección desde hace una década, y que además de Messi y Mascherano componen “ver Banega, Ángel Di María y, anteriormente, Ezequiel Lavezzi.

Un posteo irónico e ingenioso del padre de Guzmán en contra de Sampaoli poco después de conocerse la lista de los 23 mundialistas fue la reacción que surgió desde el entorno del ex Newell’s, que se convirtió así en el único futbolista de los 23 convocados que juega en México (Tigres de Monterrey).