Daniel Orsanic confirmó este jueves que seguirá siendo el capitán del equipo argentino de Copa Davis, luego del primer título mundial logrado en 2016 y el posterior descenso en la última temporada. "Lo hemos analizado como cada fin de temporada y estamos muy ilusionados de seguir al frente del equipo para poder seguir acompañando de nuestros referentes. La motivación es la misma que tuvimos en 2015 cuando comenzamos a transmitir un mensaje de compromiso, respeto y aceptación hacia el otro", dijo Orsanic, en una entrevista realizada en uno de los salones de Club de Amigos.

El primer desafío del equipo albiceleste será del 6 al 7 de abril próximo, de local, frente al ganador del choque entre Chile y Ecuador (se medirán el 2 y 3 de febrero). En caso de triunfar, Argentina volverá a jugar en septiembre el repechaje con el objetivo de regresar al Grupo Mundial en 2019.

Orsanic (49 años) encontró el respaldo y la "aceptación" que pretendía de los tenistas y, por ello, comenzará su cuarta temporada como capitán. "Es un priviliegio estar al frente de un equipo nacional, cualquiera sea el deporte. Estamos con la misma ilusión de encarar el 2018. El balance de los tres años es muy positivo porque pudimos instalar la idea que quería, sin hablar de los resultados deportivos. Nos ocupamos mucho de la parte humana del jugador, lo que generó un sentido de pertenencia muy grande", agregó.

En 2015, la Argentina llegó a las semifinales: perdió con Bélgica en Bruselas, luego de vencer como local a Brasil (primera rueda) y Serbia (cuartos de final). En 2016 se concretó el título histórico, con los cuatro triunfos de visitante: frente a Polonia, Italia, Gran Bretaña y Croacia.

Orsanic aceptó la decisión de Juan Martín Del Potro de ponerle fin a su paso por el seleccionado argentino, tras el campeonato logrado en Zagreb, en noviembre de 2016.

"Hablé con Del Potro. El está firme en su decisión y la respeto. Está en un buen momento en el que busca escalar dentro del circuito. Está en equilibrio en lo que fue su gran vuelta en 2016 y terminó bien en 2017. Tengo confianza que le va a ir bien en 2018", expuso.

Luego del logro ante Croacia, tras cuatro finales perdidas, Argentina cayó como local ante Italia y en el repechaje fue derrotada frente a Kazajistán como visitante, resultado con el que descendió de categoría.

"Hemos tenido el mayor logro deportivo de la historia y eso generó mucho convencimiento puertas adentro y afuera. Pienso igual desde antes de empezar en 2015 y hasta ahora por más que estemos en la zona americana. Lo tomo como una gran oportunidad de demostrar que más allá de la categoría en la que se juega. La ilusión es la misma", agregó.

Y concluyó: "Hemos hablado con la mayoría de los tenistas. Algunos nos confirmaron que van a estar y otros no. Hay que respetar las decisiones de cada uno y hay que acompañarlos". "Chile tiene mayor potencial y además juegan de local. Cualquiera de los dos (por Ecuador) va a ser un compromiso importante. Ojalá que la gente nos acompañe", puntualizó el capitán.

Fuente: Télam