El capitán de la selección de Perú, Paolo Guerrero, compareció este jueves ante el Tribunal Arbitral del Deporte (TAS) para pedir la anulación total de su suspensión por dopaje que había sido reducida a seis meses lo que le permitía participar en el Mundial de Rusia-2018, constató AFP. 

Guerrero llegó a la sede del TAS en Lausana (Suiza) a las 08H30 (06H30 GMT). Lo esperaban unos treinta hinchas peruanos. 

El jugador, acompañado por sus abogados, ingresó al tribunal sin hacer declaraciones.  La FIFA había anunciado a finales de diciembre que la suspensión de un año infligida al delantero del Flamengo había sido reducida a seis meses, por lo que concluiría el 3 de mayo, lo que le permitirá disputar el Mundial de Rusia-2018. 

Pero el jugador de 34 años, recurrió a finales de enero esta decisión, y pidió que la decisión de su suspensión “sea anulada y que ninguna sanción le sea impuesta”, había indicado a la AFP un portavoz del TAS. 

La Agencia Mundial Antidopaje (AMA) apeló asimismo el 19 de febrero y pidió “una suspensión de al menos un año”, añadió el portavoz. 

El capitán de Perú había dado “positivo” por el metabolito de la cocaína benzoilecgonina, una sustancia prohibida por estimulante e incluida en la lista de prohibiciones de la AMA tras un control efectuado después de un partido de las eliminatorias mundialistas contra Argentina, el pasado 5 de octubre en Buenos Aires. 

El jugador del Flamengo brasileño, que en su día fuera una joven promesa del Bayern de Múnich, se había perdido por este motivo los dos partidos del repechaje ante Nueva Zelanda, en los que Perú se clasificó para la fase final del Mundial, algo que no conseguía desde la edición de España-1982. 

Guerrero podrá volver a jugar el 4 de mayo y por lo tanto estará en condiciones de ser convocado por su selección para el Mundial de Rusia (14 junio-15 julio), donde Perú quedó encuadrado en el grupo C, con unos primeros partidos ante Dinamarca (16 junio), Francia (21 junio) y Australia (26 junio). 

Tras nueve horas de audiencia, el pueblo peruano y los aficionados al fútbol mantienen con expectativa el fallo final del TAS que, hasta que se expida, sólo se sabe que el delantero Paolo Guerrero podrá jugar el próximo domingo en su club Flamengo. 

En la ciudad suiza de Lausana se dirimirá el recurso contra la suspensión de seis meses, por dopaje, impuesta por la FIFA y otra de la Agencia Mundial Antidopaje (AMA) para aumentarla.

Así llegaba Paolo a la sede que definirá su futuro como futbolista:


El caso

Según apuntan varias informaciones desde Suiza, una trabajadora de un hotel de Argentina, donde la selección peruana concentró previo a su partido contra los albicelestes por las Eliminatorias de Rusia 2018, habría aceptado que Paolo Guerrero bebió, de forma accidental, un té contaminado que provocó el positivo posterior.

Sin embargo, otras versiones apuntan a que la AMA presentó una carta del hotel donde se alojó la selección peruana en la que se limpia de toda responsabilidad, según informa el sitio  elbocon.pe.