River la pasó mal en la altura del estadio Félix Capriles de Cochabamba, perdió 3-0 ante Jorge Wilstermann y deberá golear en el desquite para avanzar a las semifinales de la Copa Libertadores de América.

Con tantos de Edward Zenteno, Gilbert Alvarez y Cristhian Machado, los bolivianos sacaron una buena ventaja en su estadio y viajarán con tranquilidad a Buenos Aires en búsqueda de hacer historia en el torneo continental.

El partido desquite se jugará el jueves 21 de septiembre, en el estadio Monumental, donde River estará obligado a por lo menos ganar por 3-0 para ir a los penales.

Dura caída de River, que rápidamente deberá dar vuelta la página y concentrarse en remontar una serie que le puso muy difícil de sortear.

Fuente: DyN