El presidente de Lanús y vocal de la AFA, Nicolás Russo, aseguró este jueves que es al entrenador Jorge Sampaoli a quien “le interesa” jugar con el seleccionado en La Bombonera, pero desde el cuerpo técnico negaron haber hecho el pedido y señalaron que “da lo mismo” el escenario para recibir a Perú.

“Yo ya sabía que al cuerpo técnico le interesaba estar en cancha de Boca y vos como dirigente tratás dentro de lo normal que todos los pedidos que te haga el técnico, cumplírselo”, reconoció Russo por la señal TNT Sports

Sin embargo, desde el cuerpo técnico del seleccionado le negaron que Sampaoli haya pedido cambiar la localía y que el entrenador, ante una propuesta de un dirigente, se limitó a responder que no tenía problemas en jugar en cancha de Boca y que le “da lo mismo”.

Pero Russo fue expeditivo al señalar que la iniciativa para cambiar la localía fue del cuerpo técnico y no de jugadores ni dirigentes.

No obstante el momento en que surgieron los primeros datos sobre el posible cambio de escenario, el titular granate aclaró que el interés de Sampaoli de jugar en Boca viene de antes del partido ante la vinotinto como dejando en claro que la nueva movida no tendría que ver con el decepcionante empate.

“Hay un cuerpo técnico nuevo el cual llegó y lo pidió a esto, que no tiene nada que ver con el resultado con Venezuela”, apuntó.

“Yo -aclaró Russo- no hablé con Sampaoli nunca pero sabía, hablando con otros dirigentes, que antes del partido con Venezuela a él le interesaba jugar en cancha de Boca”.

Cuando Edgardo Bauza era el entrenador del seleccionado y antes del partido con Chile, también trascendió la posibilidad de cambiar la localía al estadio de Boca. De la misma manera, desde la dirigencia, en ese entonces encabezada por Armando Pérez, señalaron que el cuerpo técnico y los jugadores lo habían pedido, pero desde el plantel lo negaron.

Ni bien surgió como rumor, ya ahora admitido oficialmente por un dirigente de la AFA, que ya encaró la gestión, se abrió un debate en torno a la conveniencia o no de jugar en La Boca.

El entrenador campeón mundial en 1978, César Menotti, recordó que quería jugar “el Mundial en La Bombonera porque, dijo, “me parece un estadio impresionante parea jugar, pero no quiere decir que sea la solución a los problemas”.

En cambio, otros, como Claudio Borghi y Daniel Bertoni, campeones en el 86 y 78 se manifestaron por mantener la localía en River.

En el caso de Borghi recordó lo mismo por el cual el titular riverplatense, Rodolfo D’Onofrio, se pronunció a favor de seguir en el Monumental, la tarde triste del 31 de agosto de 1969 cuando Argentina quedó por última vez eliminada para un Mundial (México 70) con un empate 2-2 ante Perú, justamente el mismo rival de octubre próximo.

Fuente: DyN