U na mujer fue víctima de femicidio cada 32 horas, 18 en veintidós días. Las estadísticas no dejan lugar a la duda: el asesinato por razones de género parece la epidemia oculta detrás de la pandemia. Los números fueron difundidos ayer por el Observatorio de las Violencias de Género Ahora Que Sí Nos Ven y corresponden al periodo comprendido entre el 20 de marzo y el 12 de abril.

"Tal como se viene evidenciando, la violencia machista no cesa en tiempos de pandemia. Las mujeres que sufren violencia de género en su mayoría conviven con su agresor, y por ello la cuarentena las encuentra más expuestas, el 72% de los femicidios ocurridos tuvo lugar en la vivienda de la víctima", explica el informe, que además señala que el 56% fueron cometidos por las parejas o ex parejas de las víctimas.

Ocho en Buenos Aires, 3 en Misiones, 2 en Tucumán y otras 2 en Santa Fe; una más en Chaco, Río Negro y San Luis. Así se despliega el mapa de violencia contra las mujeres durante el periodo de encierro preventivo. Pero estos datos no son los únicos, en un recorte mayor elaborado por el registro nacional del Observatorio Mujeres, Disidencias, Derechos de las Mujeres de Matria Latinoamericana (MuMala) se indica que en los primeros 100 días del año hubo 96 femicidios.

Además, actualmente hay unas 14 muertes violentas de mujeres en proceso de investigación y se registraron 61 intentos de asesinato a mujeres por cuestiones vinculadas al género.

Entre los daños generados por esas muertes violentas, en lo que va de 2020, hay 105 niños, niñas y adolescentes que se quedaron sin su madre, muchos de ellos presenciaron el hecho violento que se las arrancó y convivían con el femicida. En el mismo documento difundido por MuMala se detallan las modalidades en los diferentes ataques: el 23% de los crímenes fueron con arma blanca, otro 23%, a golpes; 21%, con arma de fuego; 12%, por asfixia; 12%, quemadas; 7%, torturadas, envenenadas o arrojadas desde altura; mientras que faltaron precisiones del 2% de los casos registrados.

En los dos informes parece evidente que, en estas semanas de aislamiento, el hogar se convirtió en una trampa para muchas mujeres, ya que la mayoría de los casos ocurrieron en la casa de la víctima o en la que compartían con el agresor. Para facilitar la denuncia en ese contexto hostil, el gobierno reforzó una campaña para el uso de la línea 144, además de varias otras de WhatsApp, un e-mail y una aplicación para teléfonos Android.

Ver más productos

Lo que todo el mundo busca

Lo que todo el mundo busca

¿Qué es sexteame?

¿Qué es sexteame?

Para fanáticos del Fútbol

Para fanáticos del Fútbol

La historia detrás del robo del siglo

La historia detrás del robo del siglo

Eva Duarte: toda la verdad

Eva Duarte: toda la verdad

Aprendé a usar tu inteligencia

Aprendé a usar tu inteligencia

La otra cara del peronismo: una historia apasionante

La otra cara del peronismo: una historia apasionante

Historia para Chicos

Historia para Chicos

La otra historia del peronismo

La otra historia del peronismo

Alberto Fernández: lo que nadie quiso contar

Alberto Fernández: lo que nadie quiso contar

Ver más productos